El embarazo en la adolescencia

Por Michelle Aymes

En la actualidad, México ocupa el primer lugar en América Latina con mayor número de embarazos adolescentes, los cuales constituyen un riesgo no sólo a la salud física de la gestante, sino también a su aspecto psicológico y al vínculo temprano que tendría que establecer con su bebé. Junto con lo anterior, existen importantes complicaciones en torno a esta condición debido a los cuidados médicos y psicológicos deficientes, por ejemplo, bajo peso al nacer, nacimientos prematuros, perdidas perinatales, entre otras.

¿Qué aspectos psicológicos, familiares y sociales intervienen en los embarazos adolescentes? Juan Vives (2019) piensa que el embarazo en la etapa de adolescencia está asociado a deficiencias familiares, ignorancia, educación insuficiente, pobreza y fracaso escolar. Desde el psicoanálisis, se considera que la maternidad es un estado de individuación de la mujer adulta, lo contrario a la adolescente quien, ante el embarazo, actúa en con un estado regresivo hacia la madre simbiótica. Lo anterior lo observó en un estudio que realizó en el Instituto Nacional de Perinatología con adolescentes embarazadas, en quienes encontró una fuerte dependencia a la madre, que, por lo general, es quien se hace cargo de la crianza del bebé.

La joven adolescente, por medio del hijo, renueva la relación con la madre de la infancia. En dicha reactualización del Edipo se reviven las fantasías infantiles en las que la niña desea darle un hijo a la madre o al padre. Con base en eso, podríamos reflexionar en la dificultad que estas adolescentes tienen para separarse de sus padres y para ser capaces de formar su propia identidad. Además, pueden existir fantasías de borrar las diferencias jerárquicas entre la madre y ella, que se asume ahora como si fuera un igual.

Es importante tomar en cuenta que, en este momento de vida, las adolescentes están desarrollando cambios significativos en su cuerpo y con los cuales van surgiendo cuestionamientos, ambivalencias y temores con respecto a la sexualidad y el embarazo. Castrillón (2010) menciona que la transformación del cuerpo en el embarazo oculta o engrandece la transformación puberal. Con respecto a los duelos que los adolescentes tienen que elaborar (el cuerpo infantil, los padres de la infancia y la identidad de niño), podríamos pensar que hay una dificultad importante en estas adolescentes para resolver las pérdidas, por lo que las han “resarcido” por medio del embarazo.

¿Como se establece el vínculo entre la mamá adolescente y su hijo? Castrillón (2010), en un estudio con adolescentes, observó una retirada de la libido hacia el objeto que se volcaba a sí mismas, lo cual impedía que las adolescentes pudieran atender y preocuparse por su bebé, e incluso mostraban desinterés por su embarazo. En dicho grupo aparecieron necesidades urgentes de tipo oral, así como a la ayuda y protección, y tendencia hacia la dependencia con su propia madre.

Asimismo, es probable que la relación temprana se establezca con algunas deficiencias. En la clínica observamos dificultades en madres adolescentes con respecto a la crianza, en ocasiones, mencionan sentirse incapacitadas para tener una mente que les ayude a recibir y contener a su hijo, y padecen la transformación abrupta entre la adolescencia y la maternidad. Una mujer adolescente habla de la complejidad que ha tenido para conectarse con su bebé: por las noches no lo escuchaba cuando lloraba pidiendo comida, por lo que su pareja (10 años mayor que ella) tenía que hacerse cargo de alimentarlo.

Si recordamos los trabajos de estudio de Serge Lebovici acerca de la transmisión transgeneracional en la parentalidad y la filiación, no nos sorprenderá entonces darnos cuenta de que, muchas veces, en las familias de adolescentes embarazadas, existen historias de anteriores embarazos en esa circunstancia, así como también privaciones y abandonos en el núcleo familiar, por lo tanto, los aspectos transgeneracionales son otro eje de interes en la comprensión del embarazo en la etapa puberal y adolescente.

Por todo lo mencionado, no sólo es importante la implementación de programas preventivos, sino también la investigación y atención psicoterapéutica, para comprender las motivaciones inconscientes que llevan a una adolescente a embarazarse, pues cada joven tendrá diversas fantasías con las cuales comprenderá la realidad externa y su proceder en ella.

Referencias

Lartigue, T. y Vives, J. (2019). Apego y vínculo materno infantil. México: Editores Mexicanas.

Castrillón, S. (2010). La función del embarazo en adolescentes sobre la resignificación de la sexualidad. Revista Facultad Nacional de Salud Pública. Medellín: Universidad de Antioquia.