Nuestra forma de enseñar no ha cambiado en su esencia. En Eleia seguimos formando con calidad

Por Daniela Bustamante Rosas

Una de las cuestiones más importantes de recibir una buena educación académica tiene que ver con la calidad de los maestros. Ellos son los encargados de seleccionar los contenidos de los programas, de transmitir conocimientos, de mostrarse como referentes para los alumnos (futuros profesionistas) y también de motivar para seguir aprendiendo.

Cuando se cuenta con maestros así, las clases se disfrutan; uno como alumno se siente contento, comprometido y con ganas de dar lo mejor. Hablo desde mi experiencia como alumna y docente de Centro Eleia. He estudiado también en otras instituciones y he percibido una diferencia muy significativa: llegué a tener clases con maestros que no eran especialistas en su área, que no se comunicaban con los alumnos y que tampoco dejaban ver un compromiso con su tarea docente (faltaban a clases, no preparaban materiales, tampoco explicaban la relación entre la teoría y la práctica y no buscaban profundizar en los conceptos).

No es tarea fácil encontrar maestros que cumplan con las características del buen docente. Uno de los compromisos fundamentales de Eleia es que los maestros tengan una formación de primera calidad; la institución destina recursos significativos a la preparación y capacitación de los maestros. En Eleia cada maestro es seleccionado de acuerdo con los conocimientos específicos en su materia, se toma en cuenta que sean personas responsables, comprometidas, y sobre todo con capacidad para disfrutar de su profesión.

Una de las cosas de las que puedes estar seguro si estudias en Eleia es que tus maestros serán un modelo de inspiración para ti; te sentirás respaldado por ellos y siempre acompañado en tus inquietudes de aprendizaje.

En esta institución se cuida mucho la congruencia, pues al ser una institución dedicada a la psicología, los profesores también están preparados para atender las necesidades emocionales de sus alumnos. Si alguna vez tienes una dificultad personal, ellos estarán disponibles para escucharte y apoyarte.

Ahora que estamos atravesando la pandemia por COVID- 19 y que las clases han tenido que implementarse en modalidad virtual, Eleia se ha ocupado de que sus docentes se encuentren actualizados y preparados para las eventualidades. La calidad de la enseñanza se conserva a pesar de todas las dificultades y eso se ve reflejado en las aulas virtuales.

El compromiso con la profesión, la pasión por aprender, la responsabilidad por ser cada vez mejor, la calidez afectiva y la capacidad para enlazar los conocimientos teóricos con la práctica son las cualidades que definen la esencia de esta universidad.

Esto no cambia a pesar del confinamiento porque en Eleia se ha realizado un esfuerzo por parte de todo el equipo directivo y docente para adaptarnos a los modos de trabajo actuales: implementación de una plataforma práctica y fácil de usar, uso de herramientas didácticas virtuales, diálogo entre maestros titulares y maestros adjuntos que estimula el diálogo y la reflexión, seguimiento a las necesidades académicas y personales de cada uno de los alumnos, etcétera.

Si estudias en Eleia, puedes estar seguro de que la esencia de una enseñanza de calidad se conserva a pesar de estos tiempos de encierro.