La atención psicoterapéutica en la pandemia: Un aporte socio-comunitario del Centro Eleia

Por Miguel Eduardo Torres Contreras

Transcurría el mes de marzo de 2020, cuando nos anunciaron el inminente inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia: comenzaría el lunes 23 de marzo de 2020. Para evitar la rápida propagación en la población mexicana de este virus desconocido, se restringió la movilidad social evitando que las personas acudieran a los espacios educativos, laborales y recreativos, dejando sólo cierto tipo de actividades a las que se les denominó “esenciales”. No pasó mucho tiempo para que esta crisis sanitaria se convirtiera también en una crisis económica. En México, la caída del producto interno bruto (PIB) en ese año fue de 8.5%, en Estados Unidos de 4%, en Francia de 8.3% y en España de 11%.

Han transcurrido ya casi 18 meses desde el inicio de ese confinamiento debido a la crisis sanitaria nacional y mundial. Los efectos han sido múltiples, no sólo en lo sanitario y en lo económico, sino también en lo escolar, en lo familiar, etc. Por supuesto, el impacto en la vida psíquica de las personas, con todo lo que ello implica, no se ha hecho esperar; en otras palabras, y sin tapujos, sus efectos han sido brutales.

En efecto, desde la perspectiva de la salud mental, las personas se han tenido que enfrentar a múltiples vivencias que han sacudido, en mayor o en menor medida, su estabilidad psíquica. Han tenido que responder a estas situaciones con los recursos psicoemocionales con los que cuentan. Poco a poco, van surgiendo datos de diversos estudios que muestran los impactos en la vida psíquica y estabilidad emocional de los niños, adolescentes, parejas, familias, etc. Sin pretender ser exhaustivos, vale la pena mostrar una pincelada de algunos de estos efectos.

-Miles de personas han experimentado la pérdida de un ser querido. Como sabemos, esto conlleva la experiencia de un duelo y el trabajo psíquico, como lo llamó Freud (1915), que tiene que hacer el sujeto para elaborar la pérdida. El duelo, sin embargo, no se limita a la pérdida de un ser querido, hay quienes han perdido su trabajo, su estabilidad económica, incluso el abandono escolar es también una pérdida. Alrededor de 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en el ciclo escolar 2020-2021, por causas relacionadas con la COVID o por falta de recursos, 3 millones de estos son niños. La matrícula de educación básica se redujo en 2.6%, la de educación media superior en 3.1% y la de educación superior en 0.8%

-La violencia familiar ha ido en aumento de manera constante durante la pandemia. Esta se ha agudizado, alcanzando máximos históricos en el trimestre de marzo a junio de 2021. En el primer semestre de 2021 aumentó en 24% el número de carpetas de investigación por violencia familiar, respecto al mismo período de 2020. El 77% de lesiones por violencia en menores, en lo que va del año, ocurrió en el hogar.

-De las personas que acudieron a recibir ayuda a algún establecimiento especializado en adicciones en 2020, la mayor parte reportó haber consumido estimulantes de tipo anfetamínico (ETA) según el doctor Gady Zabicky Sirot, titular de la CONADIC. Le siguen en número, los que consumen alcohol y en tercer lugar, los que consumen marihuana. Esto muestra que hay un cambio de tendencia en personas que asisten a un tratamiento: el aumento del consumo de drogas de tipo ETA desplaza al alcohol y a la marihuana. En 2020, el Observatorio Mexicano de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas, en coordinación con la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), realizó el Estudio sobre patrones de consumo de sustancias psicoactivas y Covid-19. El estudio arrojó que quienes aumentaron su consumo fue debido al estrés, la ansiedad y el aislamiento en ese orden.

Más allá de esta numeralia, la pregunta es: ¿qué hacen las personas, las familias y las comunidades para enfrentar semejantes afectaciones en su vida psíquica? Partimos del supuesto de que todos ellos, aún los más vulnerables, cuentan con recursos de diverso tipo para enfrentar las adversidades que se les presentan en la vida. Desde esta perspectiva, la atención psicoterapéutica que brinda el Centro Eleia constituye un recurso socio-comunitario que pretende aportar su granito de arena al desarrollo y bienestar psíquico de las personas que solicitan este servicio. Esto tiene múltiples ventajas, sólo por mencionar tres:

1. Las personas que por su situación económica se les dificulta pagar un tratamiento psicoterapéutico de calidad, pueden hacerlo con los psicoterapeutas que están estudiando la maestría o el doctorado, siempre supervisados por maestros de amplia experiencia en psicoterapia y psicoanálisis.

2. Los psicoterapeutas adquieren experiencia en el trabajo con diversos tipos de pacientes. De esta manera, su formación no sólo es teórica sino práctica. Los conceptos y las teorías que estudian en las diversas materias encuentran su expresión concreta en las entrevistas y en el trabajo psicoterapéutico cotidiano. Esta es una visión que Freud consideró fundamental, la articulación de la experiencia psicoterapéutica con lo teórico y viceversa. Es decir, la formación profesional de los psicoterapeutas no sólo es teórica sino práctica.

3. La diversidad de pacientes, con sus respectivas problemáticas, permite a los psicoterapeutas en formación ir definiendo con mayor claridad el campo de trabajo psicoterapéutico en el que quieren especializarse: niños, adolescentes, adultos con determinadas problemáticas.

Si antes de la pandemia la atención psicoterapéutica que brindaba el Centro Eleia era una aportación importante para personas que demandaban ayuda psicológica, ahora en la pandemia este apoyo adquiere mayor relevancia dadas las múltiples consecuencias de aquella en la vida psíquica de las personas. Los diversos efectos de la pandemia, que veremos en los meses por venir, hacen aún más pertinente esta aportación socio-comunitaria.  La propuesta freudiana sigue vigente: “…y por eso desde el comienzo mismo la psicología individual es simultáneamente psicología social en este sentido más lato, pero enteramente legítimo” (Freud, 1915, p. 67)

Referencias

Freud, S. (1915). Duelo y melancolía. En Obras Completas (vol. 14). Amorrortu.

Freud, S. (1915). Psicología de las masas y análisis del yo. En Obras Completas (vol. 18). Amorrortu.

Secretaría de Salud. (2020). Lineamientos de respuesta y de acción en salud mental y adicciones para el apoyo psicosocial durante la pandemia por covid-19 en México. https://coronavirus.gob.mx/personal-de-salud/salud-mental/

Secretaría de Gobernación. (2021). Impacto de la pandemia en niñas y niños. https://www.gob.mx/segob/documentos/impacto-de-la-pandemia-en-ninas-y-ninos-13-de-agosto-2021

OMSMCSPA/CICAD. (2021). Estudio sobre patrones de consumo de sustancias psicoactivas y Covid-19. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/648021/INFORME_PAIS_2021.pdf