¿Cómo ayudar a una persona deprimida?

Por Mariana Castillo López

 

Hoy en día, es muy común que las personas estén deprimidas, que pasen por momentos en donde se sienten tristes, decaídas y sin deseo de hacer las cosas que antes les entusiasmaban. Incluso pueden presentar otros síntomas, por ejemplo, ausencia o exceso de hambre, dificultades para conciliar el sueño o, por el contrario, dormir demasiado, pero sentirse cansados. La depresión es una afección que no solo repercute en el individuo que la padece, también tiene un impacto en la gente cercana a él (familia y amigos) que muchas veces es la que se percata del problema. En general, notan cambios en el estado de ánimo de su ser querido y casi siempre se preguntan cómo pueden ayudar. Hay casos, sin embargo, en los que la depresión se alberga de manera más bien silenciosa, lo que puede tener consecuencias adversas.

 

El principal inconveniente de la depresión es que se suele pensar que es pasajera. También se tiende a ocultar los síntomas, por relacionarlos con debilidad. La realidad es que puede llegar a ser una patología sumamente grave con consecuencias muy dolorosas, tanto para el paciente como para quienes lo rodean.  

 

Lo primero que conviene saber es que hay muchos tipos de depresión y que todos pasaremos por alguno de ellos en distintos momentos de nuestra vida, mas es importante distinguir entre una depresión moderada y una grave. Para ello, es necesario acudir con un profesional. Los psicólogos clínicos, psiquiatras y psicoterapeutas están capacitados para explorar las particularidades de cada individuo, valorar e identificar la intensidad depresiva, y determinar el tipo de tratamiento más adecuado.

 

Algunas personas se benefician mucho de un proceso de psicoterapia, pues les permite explorar, contener, comprender y elaborar las motivaciones de su depresión. En otros casos, conviene trabajar con un equipo multidisciplinario que integre la medicación. Cabe recordar que en la depresión hay un desequilibrio en los neurotransmisores relacionados con las emociones y, en ocasiones, es necesario acudir a ellos para equilibrar el funcionamiento biológico.

 

En psicoterapia hay diversos modelos para trabajar con la depresión, su elección depende de las características y motivaciones de cada paciente.

 

El psicoanálisis explora el mundo interno con la observación de las fantasías y el estado emocional de la persona, que tienen un impacto directo en la manera en la que establece sus relaciones y mira al mundo. El paciente con personalidad depresiva tiene una visión gris del mundo al no lograr entusiasmarse por la vida; suele presentar desesperanza en distintos grados, sostenida en una idea de que no hay cosas buenas para él. Su relación con los otros también está impregnada de dificultades; al sentirse poco digno de cariño, llega a tener la idea de que no se interesan en él.

 

La psicoterapia psicoanalítica puede ayudar a las personas a expandir la comprensión de su funcionamiento, deseos y motivaciones inconscientes. Es importante subrayar que, desde esta perspectiva, todo paciente pasará en su proceso analítico por diversos duelos y estados depresivos, mismos que, mediante la relación transferencial, podrá ir elaborando. En el psicoanálisis hay una diversidad de variaciones técnicas, pero lo que tienen en común es el trabajo interpretativo, que toma como ejes la sexualidad infantil, las fantasías inconscientes y la transferencia.

 

Cuando se sospecha que alguien está deprimido, la mejor manera de ayudarlo es insistir en que consulte a un profesional que le ayude a determinar lo que es más conveniente para su caso.

 

Referencias

 

Freud, S. (1992). Duelo y melancolía. Obras completas (vol. 14, pp. 237-255). Amorrortu editores. (Obra original publicada en 1917).

 

McWilliams, N. (2011). Part II Types of Character Organization. 11. Depressive and Manic personalities. Psychoanalytic Diagnosis. Understanding Personality Structure in the Clinical Process (pp. 235-255). The Guilford Press.

 

Organización Mundial de la Salud (2012). La depresión es una enfermedad frecuente y las personas que la padecen necesitan apoyo y tratamiento. Centro de prensa. https://apps.who.int/mediacentre/news/notes/2012/mental_health_day_20121009/es/index.html