Archivos mensuales: noviembre 2015

foto_blog_psicosomatica

Publicación Jornadas 2013. Psicosomática actual: teorías y enfoques clínicos

Reseña del libro.

¿Qué relación existe entre la vida emocional y las enfermedades de nuestro cuerpo? Esta es una pregunta que nos involucra a todos, dado que cualquiera que sea la respuesta, nos da a conocer nuestra propia vulnerabilidad. Es una interrogante que inquietó a lo largo de los años al psicoanálisis, la medicina y la psicología. Cada una de estas disciplinas se aproximó, desde su propia perspectiva, a estudiar los misterios del complejo problema mente-cuerpo. El conocimiento adquirido orientó diversas modalidades de intervención terapéutica que se han realizado desde principios del siglo pasado hasta nuestros días.

En este libro, el lector encontrará un conjunto de reflexiones sobre este tema, que se han planteado desde las vertientes más recientes del psicoanálisis. Estas aportaciones para el trabajo terapéutico son discutidas en las mesas de intercambio clínico, sobre historiales de pacientes con diversas patologías que involucran el cuerpo y la mente. Varios psicoterapeutas dialogan sobre ciertos momentos del tratamiento analítico de seis pacientes que sufren las manifestaciones de algunas enfermedades en las que se observan las intrincadas relaciones entre el cuerpo y la vida mental. También se pueden revisar interesantes ponencias sobre el tema de la psicosomática, que expusieron en un alto nivel teórico-clínico y con acertada claridad, maestros del Centro Eleia.

La especificidad del pensamiento psicoanalítico y su quehacer se centran en la vida psíquica de las personas. Frente a la problemática que mencionamos, los caminos entre psicoanálisis y medicina suelen separarse. En este texto existe un lugar especial para la versión del saber médico, a la vez que se hace un enfático llamado a reconocer todo lo que la psicología y el psicoanálisis tienen para ofrecer, junto con la atención médica, para el cuidado de los pacientes, cualquiera que sea la naturaleza de su enfermedad.

¿Existen las enfermedades psicosomáticas? ¿Puede un conflicto emocional desencadenar algún trastorno en el funcionamiento del cuerpo? ¿Qué fantasías se generan en nuestra mente cuando el cuerpo se ve afectado por alguna enfermedad? ¿Influye nuestro estado mental en nuestra capacidad para cuidar nuestra salud? Pero quizá lo más importante: ¿Qué puede aportar el tratamiento psicoanalítico para ayudar a resolver tan dolorosas vivencias? Estos son algunos de los cuestionamientos en torno a los cuales giran los contenidos de este libro.

 

En junio del 2013 se llevaron a cabo las Jornadas bianuales del Centro Eleia. En esta ocasión se intitularon “Psicosomática actual: teorías y enfoques clínicos”. Dentro del psicoanálisis se han planteado diferentes propuestas sobre el apasionante tema de la relación entre enfermedades físicas y estados emocionales y de cómo estos últimos pueden alterar el funcionamiento normal del cuerpo. En este marco nos ha interesado profundizar en las distintas formas de entender el síntoma psicosomático; a veces, las diversas posturas se complementan, otras, llegan a oponerse. Sin embargo, la pluralidad teórica siempre ha caracterizado a quienes constituyen Eleia.

Las Jornadas se conformaron por una serie de actividades: una conferencia inaugural titulada “Psicosomática actual. Teorías y enfoques clínicos”, ponencias teórico-clínicas, una explicación sobre los trastornos psicosomáticos más frecuentes desde el punto de vista médico, una plática sobre el papel del psicólogo en las instituciones de salud y seis mesas de intercambio clínico. Estas últimas nos permiten adentrarnos en la intimidad de la experiencia terapéutica. Algunos colegas compartieron generosamente su práctica y sus vivencias en la relación con sus pacientes y también sus interrogantes. Los comentarios de varios analistas mostraron las diversas maneras de comprender el fenómeno psicosomático en la práctica psicoanalítica así como las distintas formas de intervención con los pacientes.

A lo largo de las Jornadas, nos ha preocupado relacionar la teoría con la clínica psicoanalítica. Este libro, producto del esfuerzo y la colaboración entre quienes organizaron las Jornadas y aquellos que participaron en las mismas, intenta transmitir no sólo los conocimientos y las vivencias relativas a la clínica con pacientes psicosomáticos, sino también el espíritu de las Jornadas: una actitud de respeto por las diversas ideas, la apertura hacia otros puntos de vista, el compromiso por la calidad académica y el amor por el pensamiento psicoanalítico. Esperamos que estimule sus reflexiones y los entusiasme para seguir aprendiendo.

 

Puedes conseguir este libro en Centro Eleia, plantel sur.

foto_blog_inseguros

¿Por qué nos sentimos inseguros?

Por Daniela Bustamante Rosas

Es común que muchas personas busquen ayuda psicológica porque tienden a experimentar sentimientos de inseguridad. Con ello se refieren a una sensación de falta de confianza en sí mismas, dificultad extrema para realizar actividades académicas o laborales, tomar decisiones o mantener algún tipo de relación.

El enfoque psicoanalítico kleiniano ha hecho aportaciones muy valiosas para la comprensión de este problema. Melanie Klein pensaba que los sucesos que ocurren en la vida de las personas están determinados por aquello que ocurre en el mundo interno, el cual se refiere a la vida mental y a todos esos contenidos emocionales y motivacionales que existen en cada ser humano.

En la vida frecuentemente atravesamos por dificultades y pérdidas; todos en algún momento podemos llegar a experimentar sentimientos de inseguridad, por ejemplo, si perdemos nuestro trabajo o sufrimos una ruptura amorosa. Sin embargo, hay personas que viven estas situaciones con mayor dificultad que otras: en estos casos, en los que el sentimiento de inseguridad es recurrente, muy intenso o incluso paralizante, Klein pensaría que existe un fallo en la constitución de un aspecto central de la mente y la vida emocional, que es el objeto bueno interno.

El objeto bueno interno es una construcción mental que se va creando en la vida del niño desde que es muy pequeño; se forma a partir de experiencias que el bebé tiene con su madre o su figura de cuidado principal, tales experiencias se consideran primarias porque ocurren muy al inicio de la vida, se relacionan con cuestiones muy básicas como la alimentación, el contacto corporal y forman la base de los sentimientos de confianza, vitalidad, protección, amor y seguridad.

Un niño que tiene hambre y llora desconsolado, sin saber lo que le pasa, es atendido por su madre: ella lo toma en sus brazos con ternura, lo calma y le da de comer. Hay un cambio drástico en la experiencia del bebé, sus emociones pasan de ser furia, terror y desconsuelo a sentimientos de tranquilidad y seguridad. De que esta experiencia ocurra frecuentemente depende que el niño pueda llevar dentro de sí esa representación de confianza y bondad que necesita para vivir con un sentimiento de vitalidad y seguridad.

Klein pensaba que la presencia de la madre y su calidez no son los únicos factores que se requieren para que el bebé confíe y se sienta seguro. Ella también considera que el bebé tiene su parte en esto, ya que sus sentimientos de furia y odio pueden violentar las intenciones amorosas de la madre: la voracidad, la envidia, la intolerancia a la espera, así como el nivel de irritación y el deseo vehemente de apoderarse del alimento, obstruyen la posibilidad que tiene el bebé para calmarse y para sentirse amorosamente alimentado.

Todas estas descripciones nos remiten a momentos muy anteriores de la existencia. Lo interesante es que tales tipos de funcionamiento continúan operando durante toda la vida, en diferentes tipos de situaciones y relaciones.

Una mujer adulta acude a consulta porque tiende a sentirse insegura, poco creativa, con escasa confianza en lo que hace; últimamente le va mejor en su trabajo pero ella se siente débil. Su madre fue una mujer que trabajó mucho para mantenerla a ella y a sus tres hermanos mayores, estuvo bastante ausente durante la infancia de sus hijos. La paciente reclama constantemente por esta situación y cree que su madre siempre ha sido débil y que debió haber hecho las cosas mejor. Un día sueña que su madre es muy pobre y solo tiene frijoles para comer.

Se observa que la paciente ha tenido gran dificultad para constituir dentro de ella ese objeto bueno de seguridad y confianza. Se puede reconocer que la madre cometió errores, sin embargo, es muy marcado el nivel de exigencia, rivalidad y crítica de la paciente. Si seguimos la explicación kleiniana acerca de los sentimientos de inseguridad, podemos pensar que esta paciente se vive a sí misma con tal desconfianza y debilidad porque le es muy difícil reconocer los aspectos fuertes y protectores de esa madre que lleva dentro de sí.

En el análisis se busca el reconocimiento y fortalecimiento de los objetos buenos internos del paciente (incluyendo la figura pensante del analista). Sin embargo, la intolerancia a la espera y a la frustración, la rivalidad, la envidia y la voracidad, amenazan constantemente con debilitar la función analítica.

Aspectos como la frecuencia de la experiencia de comprensión, la calma que aportan algunas interpretaciones, así como el acrecentamiento de la función pensante, permiten que el objeto interno de seguridad se vaya volviendo más sólido y, que de este modo, la propia confianza en las capacidades mentales y emocionales se fortalezca.

 

La posibilidad de aprender ayudando: prácticas en Reintegra

Por Nadezda Berjón Molinares

El contacto frente a frente con casos clínicos es un elemento de gran importancia para la formación del futuro psicólogo. Los libros dentro del contexto académico aportan una base teórica indispensable y pertinente para comprender la mente y las conductas humanas, pero es en el encuentro personal donde se consolida lo aprendido en clase. Por esta razón el Centro Eleia desarrolla un programa de estudios que contempla la realización de una gran cantidad de prácticas clínicas.

Dentro de las numerosas instituciones y hospitales con los cuales Eleia colabora, se encuentra la Fundación Reintegra, una organización que apoya a jóvenes delincuentes para que cumplan su medida legal en libertad. Nuestros alumnos de sexto semestre acuden a esta fundación para llevar a cabo diversas tareas supervisadas. La experiencia es conmovedora y apasionante. Por una parte, surge el rechazo y la duda sobre cómo tratar a chicos que generalmente son enjuiciados por robo. Además, si el alumno fue asaltado en alguna ocasión, se acerca a la práctica con resistencia. En cambio, otros se muestran receptivos desde el inicio.

A lo largo del trabajo en las diferentes áreas donde la institución amablemente nos permite intervenir, se presenta la oportunidad de conocer a jóvenes que en promedio se encuentran entre los 14 y 17 años de edad, son varones en su mayoría, provienen de familias sumamente disfuncionales, con antecedentes de adicciones y medidas legales, abandonos y la necesidad de trabajar desde muy pequeños, por lo que su desempeño y futuro académico es débil. Los también jóvenes alumnos miran el rostro de estos muchachos, hasta ahora desconocidos, escuchan sus historias, asisten en la preparación e impartición de talleres y encuentros de orientación, incluso tienen la oportunidad de participar como coterapeutas en intervenciones breves o coordinando y participando en obras de teatro. Es así como adquieren herramientas valiosas que impactan de manera muy positiva en su formación profesional. Entre las habilidades que nuestros alumnos desarrollan con las prácticas podemos mencionar:

– Comprensión del proceso adolescente como pasaje entre la infancia y la adultez, observando a través del contacto con el joven y sus padres la gama amplia de conflictos y necesidades que surgen entre ellos.

– Detección de cualidades positivas o áreas de oportunidad en los chicos que, a pesar de su acción delictiva, desean un estilo de vida diferente ya sea a través del estudio o adquiriendo algún conocimiento técnico para trabajar. Es decir, se rompen los prejuicios, factor que es esencial para el quehacer psicológico, anteponiendo el comprender al enjuiciar.

– Identificar las posibles sociopatías o rasgos sociopáticos dentro de una población que no se distingue por estas características pero puede presentarlas en alguna medida.

– Aprender a manejar y comunicar temas de salud mental, física y social de modo accesible, claro, sin comprometer la profundidad de los contenidos.

Como podemos observar, es una actividad de gran valor para el joven estudiante; a esto se suman los beneficios que su trabajo brinda a la institución y a las personas atendidas, quienes agradecen y aprecian el interés que se les ofrece. Más aún, los alumnos y profesores también aprendemos en este encuentro con un sector muy golpeado de la sociedad. Poder acompañar a un menor que tomó una mala decisión bajo el influjo de drogas, violencia familiar y/o social, soledad, malas compañías, incluso hambre y, sin duda, desesperanza; verlo esforzarse por hacer las cosas de otra forma y confiar en su futuro, es un acontecer que no se olvida.

¿Qué es Eleia?

La primera institución universitaria en México enfocada totalmente en la enseñanza de la Psicología, desde 1990. Cuenta con dos planteles (Norte y Sur) ubicados en el D.F. y el área metropolitana donde se ofrece educación reconocida por la SEP a nivel Licenciatura, Maestría y Doctorado. Realiza actividades de estudio, investigación y asistencia psicológica, así como formación académica a nivel postgrado y servicios a la comunidad.

A lo largo de 26 años, Eleia se ha consolidado como una de las instituciones de enseñanza de la Psicología más importantes de México. Su crecimiento ha sido tanto numérico como científico:

29 generaciones de Licenciatura, 42 de Maestría y 8 de Doctorado han cursado de nuestros dos planteles.
Entre ex alumnos y alumnos cursantes contamos con 1600 estudiantes.
En la Clínica del Centro Eleia se atienden de 2500 a 3500 pacientes nuevos por año.
Más de 3 000 mil asistentes han concurrido a nuestros cursos gratuitos ofrecidos desde el año 2006.
Durante los cinco años que hemos impartido los diplomados “Comprensión Psicoanalítica del juego infantil”, “Problemas de aprendizaje” y Supervisión y clínica Psicoanalítica 274 alumnos han asistido.

Estas cifras son el reflejo de la gran formación intelectual, personal y profesional que brinda el Centro Eleia.
Por otra parte, el programa de Licenciatura de Eleia es el más completo que se imparte en México gracias a sus materias humanísticas y sistema de enseñanza tipo seminario. Las prácticas se hacen en las mejores instituciones asistenciales de México, D.F. como el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Instituto Nacional de Pediatría, Hospitales Fray Bernardino y Juan N. Navarro, Hospital Español, Clínica Florida, Hospital Ángeles, entre otros.

La Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica ocupa el primer lugar en la formación de postgrado en México dentro de la psicoterapia psicoanalítica y el psicoanálisis. Este programa brinda un incomparable nivel académico debido a su pluralidad, amplitud y dinamismo.
El Doctorado de Eleia es el más grande de América Latina en un área psicológica y el primero en México en obtener reconocimiento de la SEP. Varias tesis escritas por alumnos del Doctorado en Clínica Psicoanalítica se han publicado como libros.

Asimismo, cada año escolar el Centro Eleia imparte cursos, diplomados, talleres y jornadas científicas con invitados internacionales como parte de su programa de Educación Continua. Estas actividades cubren una gran variedad de temas e intereses y están dirigidas a todo tipo de personas, desde quienes no han estudiado psicología pero tienen curiosidad intelectual o la necesidad práctica de aumentar su conocimiento de la mente humana, hasta aquellos profesionales y terapeutas que buscan profundizar en algún aspecto en específico de la teoría o técnica psicoanalíticas. De igual manera, Eleia brinda cursos para orientadores vocacionales, pláticas, diplomados y cursos cortos dirigidos a estudiantes, psicólogos y profesionistas.

El Centro Eleia brinda atención psicológica con fines de ayuda social mediante su Clínica, que funciona como un sistema de enlace entre las necesidades de la población y terapeutas altamente capacitados para atender cualquier situación psicológica. Desde su fundación, 30.000 personas han sido atendidas en diferentes zonas de la ciudad. Es una red conformada por más de 130 profesionales distribuidos en el D.F. y las zonas conurbadas del Estado de México.

Además, pensando en el desarrollo académico y profesional de sus estudiantes, el Centro Eleia ha acordado convenios con diversas instituciones de alto nivel no sólo educativas para otorgar becas y acuerdos, sino también de salud en el caso de las prácticas y bolsa de trabajo, como la UNAM, la UAM, el IPN, UNITEC, Universidad Justo Sierra, Universidad Iberoamericana, entre otras universidades, así como el DIF, CRIT, INPer, etc.

Ven a visitarnos a cualquiera de nuestros dos planteles. Informes en nuestra página web www.centroeleia.edu.mx y a los teléfonos 5661 2177 (plantel sur) y 5370 9648 (plantel norte).

Te invitamos a nuestras pláticas informativas donde podrás conocer nuestros programas de Licenciatura y Maestría y Doctorado. También puedes entrar de oyente a una clase para conocernos.

foto_blog_psicopatologia

Diplomado 2016. Psicopatología psicoanalítica

Un diplomado sobre psicopatología es muy necesario y hasta diríamos urgente, por la importancia del tema en sí mismo y también porque implica enfrentar un cierto grado de confusión en las diferentes nociones y clasificaciones psicopatológicas actuales. Esto se produce principalmente porque existen diferentes ideas acerca de qué es la enfermedad mental, cuáles son sus clasificaciones y cuáles sus pronósticos.

En la práctica todo terapeuta, psicólogo, psiquiatra, docente, trabajador en empresa o institución, en fin, toda persona que mantiene en sus tareas relaciones con otros individuos, necesita mejores instrumentos para entender tanto la mente normal como la que se considera enferma.

El contenido de este Diplomado se centrará en la explicación de los síntomas y diagnósticos que se utilizan en la actualidad, a partir de diferentes enfoques como el psiquiátrico, psicodinámico, psicosocial, antropológico y psicoanalítico.

¿Qué es normal y qué es anormal? ¿Qué elementos deben considerarse como síntomas de enfermedad o signos de salud? Y en base a lo anterior, ¿cuál es el pronóstico, la indicación terapéutica más adecuada y, también, la probable evolución de una persona de acuerdo con  los conocimientos que la psicopatología proporciona? ¿Cómo son los mecanismos mentales y/o defensivos que se erigen frente a la ansiedad o la depresión? ¿Cómo entender los síntomas afectivos o sexuales, por ejemplo, y de qué manera utilizarlos para ir descubriendo el entretejido de la vida emocional?

La psicopatología tuvo desde sus orígenes una complementariedad y, al mismo tiempo, una contradicción entre el estudio de las conductas observables y la explicación profunda de cómo se producen. Para resolver este tema, estudiaremos tanto los diagnósticos que provienen de una observación descriptiva basada en conductas observables (cosa que nos proporciona la psiquiatría) junto con otros diagnósticos, específicamente el psicoanalítico, así como también los mecanismos mentales de funcionamiento de las personas llamadas normales y aquéllas que consideramos neuróticas, fronterizas o psicóticas.

Este Diplomado recurre a todo el saber psiquiátrico y psicoanalítico, clásico, moderno y contemporáneo.

El diagnóstico psicopatológico tiene dos caras. Por un lado nos sirve provisoriamente para hacer una evaluación del estado psíquico de un individuo, ya sea en la consulta, en la docencia, en el trabajo o en los vínculos interpersonales. Por otra parte, los diagnósticos pueden mostrar muchos cambios y evoluciones a lo largo del tiempo. Sabemos que cada sujeto es diferente y es bien conocido el viejo aforismo médico que dice que no hay enfermedades sino enfermos.

El diagnóstico, a pesar de ser flexible y abierto, sirve para ubicar realizar mejor las intervenciones terapéuticas así como también anticipar las  dificultades laborales o profesionales que un individuo puede presentar.

La Clínica del Centro Eleia, de carácter comunitario, que atiende a cerca de cuatro mil pacientes cada año, tiene una vasta experiencia en los tratamientos que ofrece. Esto ha permitido la  unificación de algunos criterios diagnósticos, lo que también posibilita realizar indicaciones terapéuticas más acertadas.

En el diplomado se ofrecerán herramientas conceptuales que permitan  discriminar a quiénes podemos ayudar y de qué manera hacerlo. También si es posible y necesario organizar una terapia, cómo y cuál sería la más adecuada. Por otra parte, quién debe recibir medicina psiquiátrica, es decir, simultáneamente medicamentos y psicoterapia, o bien quién puede mejorar con sólo un tratamiento de psicoterapia.

De igual modo, se estudiarán  algunos temas fundamentales. ¿Qué es un niño normal? ¿Qué se considera normal o patológico en la adolescencia?  ¿En qué consiste una vida de pareja normal o anormal? ¿Qué  determina que alguien pueda desarrollar sus capacidades o las mantenga inhibidas? ¿Qué es la identidad sexual y cuáles son sus perturbaciones? Lo anterior sólo sirve para ilustrar la dirección del trabajo y estudio que haremos. Evidentemente existen muchos más temas que se abordarán y tratarán de comprender. Será un Diplomado con los pies en la teoría y en la práctica, en el estudio y en la gran cantidad de ejemplos clínicos que se detallarán, así como en el análisis de cómo evolucionan los tratamientos.

Las ideas de pluralismo y complejidad son las teorías de nuestra época. También es la ideología del Centro Eleia. Por lo tanto, estudiaremos en el diplomado lo que dicen diferentes escuelas de psicoanálisis, de psicoterapia y de enfoques psiquiátricos sobre salud mental, síntomas, mecanismos de defensa, sueños, diagnósticos y pronósticos.

El diplomado será muy útil para psicólogos, psicoterapeutas, docentes, personas que trabajan en empresas o instituciones y  todo aquél que por motivos personales o profesionales necesite conocer más de este magno tema que es el estudio de los síntomas psicopatológicos de la mente.

La bibliografía que usaremos estará siempre actualizada. Los conocimientos cambian constantemente de manera que en diez años, aquello que estudiamos se reformula o aparecen experiencias y criterios diferentes. Este Diplomado de Psicopatología utilizará la mayor cantidad de conocimientos recientes, tratando de combinarlos y compararlos con los clásicos.

Habrá, como siempre, niveles de exposición  introductorios para participantes que tienen menos experiencia y lecturas previas. Simultáneamente quienes ya traen conocimientos sobre algunos temas de psicopatología, podrán repasar y profundizar los conceptos básicos y, a la vez, recibirán explicaciones  más complejas sobre dichos temas. Para todos, será accesible un conocimiento actualizado. La capacidad docente adquirida en Eleia durante veinte años por quienes damos las clases en estos dos niveles simultáneos, muestra que aun requiriendo esfuerzos y ofreciendo ciertas dificultades, sí es posible lograr que los alumnos nuevos aprendan mucho sobre el tema y los más expertos repasen los temas conocidos y simultáneamente aprendan conocimientos diferentes y contemporáneos.

Cada alumno del Diplomado será atendido personalmente por el cuerpo docente para aclarar, profundizar, explicar o recibir lecturas complementarias, según lo necesite cada quien.

Teoría y clínica, clínica y teoría, simultáneamente. Casuística, ejercicios clínicos, sueños, descripción de consultas y sesiones en un clima docente de intimidad y salud grupal es la aspiración de funcionamiento del Diplomado. Los maestros/as tienen una  larga experiencia en psiquiatría, psicoterapia y psicoanálisis.

Esperamos que quien lo curse termine con una mejor comprensión de la mente (la de los otros y la de sí mismo), los diagnósticos y los mecanismos mentales, tanto en la llamada salud como en la enfermedad.  También con estos conocimientos el alumno egresado podrá orientarse y orientar a otras personas en el ámbito del consultorio, la escuela, la institución y la vida cotidiana.

Bibliografía recomendada para la orientación de este diplomado y para conocer la orientación del Centro Eleia: se puede consultar Las perspectivas del psicoanálisis, Editorial Paidós, de  Celia Leiberman y Norberto Bleichmar, donde el capítulo desarrollado por el Dr. Jorge Salazar sobre estos temas es de primer nivel científico y de elegante exposición.

Gabriela Turrent

Marcela Barruel

Enlace a fechas y horarios del diplomado: http://www.centroeleia.edu.mx/diplomado-psicopatologia-psicoanalitica