Encuentro Narcisismo y soledad

Por Nadezda Berjón M.

            En marzo de 2021 el Dr. Conrado Zuliani y yo nos reuniremos para charlar sobre el narcisismo y su vínculo con la soledad.

 

A continuación, voy a considerar la soledad y el narcisismo en los vínculos durante la vejez. Poco se habla de este periodo de la vida; incluso la palabra vejez puede ofender a algunos. Justamente poder nombrar este periodo con dicha palabra y no mediante tercera o cuarta edad deja a la vista las heridas narcisistas profundas y las dificultades que, en este periodo de la vida, pueden aislar al sujeto.

 

  • Sobre el narcisismo

De acuerdo con Kogan (2020), existen diversas conceptualizaciones sobre el narcisismo: desde volcarse en uno mismo y no en los demás (toda la atención en uno), fusionarse con el ideal del yo y ser el propio ideal (vivir motivado por fantasías grandiosas respecto a la propia persona), vivir en una burbuja de cristal que protege de una autoestima frágil (imaginar que se es muy especial en contrapeso con sentirse miserable) hasta el narcisismo pensado en el reino de lo físico (acento en la apariencia, en el cuerpo), lo intelectual (la inteligencia, la capacidad cognitiva) y lo moral (pureza, desapego de las necesidades básicas), entre otros.

En general, los enfoques coinciden en que los conflictos en el ámbito narcisista incluyen la intolerancia a saberse mortal, imperfecto, con limitaciones; a ser dependiente de otro y necesitar afecto y amor, así como el rechazo a la diferencia entre generaciones.

  • Envejecer con predominio del narcisismo

La psicoanalista suiza Danielle Quinodoz, en su libro Growing Old (2008), observa ciertas dificultades entre amar y envejecer, por ejemplo, en la incapacidad de ver a otros como seres separados e individuales con una vida e historia propias. En el narcisismo está presente la imposibilidad de considerar a los ancestros por carecer de gratitud y reconocimiento de lo heredado. Los antepasados, así como los hijos o nietos, solo son pensados en términos de extensión de uno mismo. Por este motivo, envejecer carece de sentido, pues al no haber diferencia entre generaciones, no hay tampoco una experiencia de comunidad. Escuchar sobre la vida de los nietos e hijos puede ser molesto para alguien que se centra en sí mismo. Quizá le guste la compañía, pero solo con vistas a narrar su propia vida y no escuchar lo que otros están haciendo.

  • Soledad y vejez

¿Por qué produciría soledad el narcisismo? Por la percepción de que los otros son un espejo en vez de sujetos a conocer y amar. Además, en el espejo se busca un ideal, no la persona tal como es. La vejez conlleva un rostro arrugado, con signos del paso del tiempo, imagen que no es tolerada en el narcisismo. Puede rechazarse al compañero de vida en tanto que su vejez recuerda la propia y llegar a odiar al “viejo” que vive junto a uno porque los años de pareja implican que ya no se es joven.  

Para acompañarse en la vida adulta es importante la capacidad para reconocer a las generaciones posteriores y que uno ha dejado algo bueno en ellos, pero que no se es ellos; no se vive a través de los otros. Tal ilusión es agradable porque permite aminorar las angustias de muerte y de cese de la existencia, pero debe coexistir con el principio de realidad.

Por ejemplo, una mujer ruega a sus hijos que le den nietos. Está por cumplir sesenta años y siente que le queda poco de vida. Una motivación para ser abuela puede ser narcisista al pensar a los nietos como una extensión de sí misma, quizá con la fantasía de renacer en ellos y empezar de cero. Desde esta línea, la compañía que los nietos proveen no se basa en un vínculo de ida y vuelta.

  • Estar solo pero no aislado

De acuerdo con Colarusso (2000), la vejez trae consigo una mayor sensación de aislamiento, ya que la muerte de amigos y familiares son frecuentes. La persona empieza a replegarse sobre sí misma, recurrir a lo interno y sumergirse en las historias personales y recuerdos para acompañarse. Es decir, está sola en compañía de sus objetos internos.

En esta etapa, no es inusual la publicación de libros sobre la historia familiar, el interés por el árbol genealógico, la importancia que cobran los álbumes de fotos antiguas y la emoción que surge cuando se tiene acceso a alguna imagen o documento de tiempo atrás. ¿Es narcisismo? Quizá, pero en este caso se trata de pensar en otros ausentes con afecto y de vitalizar la vida transcurrida.

            En el encuentro hablaremos de este y muchos temas vinculados al narcisismo y la soledad en diferentes etapas y situaciones de vida.

Más información del encuentro Narcisismo y soledad

 

Referencias

Colarusso, C.A. (2000). Separation-Individuation Phenomena in Adulthood: General Concepts and the Fifth Individuation. J. Amer. Psychoanal. Assn., 48(4):1467-1489.

Kogan, I. (2020). Narcissistic Fantasies in Film and Fiction. Masters of the Universe. Nueva York: Routledge.

Quinodoz, D. (2010). Growing Old: A Journey of Self-Discovery. Nueva York: Routledge.