Las adicciones: ¿enfermedad del cerebro o síntoma de lo no expresado?

Por Miguel Eduardo Torres Contreras.

El consumo de sustancias psicoactivas (SPA) es un fenómeno que está hoy presente de diversas formas en muchas sociedades contemporáneas. México no es la excepción, pues este tema ha adquirido especial relevancia en el país, por diversas razones, sobre todo en los últimos decenios.

Si bien siempre ha existido el consumo de SPA a lo largo de la historia de la humanidad, hoy se convierte en un fenómeno con múltiples aristas que se aborda desde diversas perspectivas (psicológica, legal, farmacológica, económica, etc.). Muchos especialistas lo consideran un fenómeno hipercomplejo. Tal es su complejidad que a veces encontramos puntos de vista opuestos al tratar de comprenderlo y explicarlo si se parte de una sola perspectiva.

Un ejemplo de ello es la confrontación que suele ocurrir entre la postura médico-psiquiátrica versus la visión psicológica o psicoanalítica. Para algunos, la etiología de la dependencia de SPA se debe fundamentalmente a la ingesta recurrente de estas, en tanto que modifican sustancialmente el circuito de recompensa del cerebro; así, la persona adicta necesita la sustancia para experimentar un efecto placentero o evitar las consecuencias negativas de su ausencia (síndrome de abstinencia). Para otros, la psicogénesis de una adicción se debe fundamentalmente a que el sujeto posee un funcionamiento mental determinado que antecede al inicio del consumo de sustancias; si genera una dependencia, es consecuencia de dicho funcionamiento mental, puesto que la persona le asigna a la sustancia ciertos significados que le posibilitan lidiar con su malestar psíquico.

Es muy importante diferenciar entre el experimentador de SPA, quien abusa de ellas y el individuo con trastorno de dependencia o adicción. A menudo se confunden estos tipos de consumo y llegan a tomarse decisiones que pueden resultar contraproducentes. El tipo de respuesta o abordaje depende esencialmente de esta distinción.

En el taller abordaremos el gran entramado que compone este fenómeno, en donde están involucrados un sujeto, una sustancia psicoactiva y un contexto donde se da el consumo. Un enfoque interdisciplinario es indispensable para aproximarnos a la comprensión de este fenómeno.

Revisaremos los avances y consensos que tratan de entender y trabajar con los distintos aspectos que involucran las adicciones: el origen multifactorial de dicho trastorno, el abordaje interdisciplinario, la investigación neurocientífica actual, la importancia del diagnóstico, etc.

Exploraremos la comprensión psicoanalítica de las adicciones. Analizaremos las recortadas menciones que hace Freud sobre el tema. No obstante, aunque Freud no escribió un texto específico sobre las adicciones, legó una serie de conceptos, teorías y modelos del funcionamiento de la mente que posibilitan una comprensión de las adicciones apoyada en  este “instrumental freudiano”. Asimismo, examinaremos lo que algunos analistas post-freudianos han investigado y propuesto para entender con una visión psicoanalítica profunda las adicciones.

Un tema polémico es la viabilidad del tratamiento psicoanalítico para este tipo de psicopatología: ¿es posible un abordaje psicoanalítico con sujetos adictos? La opinión común es que no es posible; sin embargo, hay quienes sostienen que es viable con ciertas modificaciones al tratamiento “clásico” y con el apoyo de instituciones especializadas en el tema.