La violencia entre pares: ¿un fenómeno actual?

Por Gisel Lifshitz

El bullying no es un fenómeno nuevo, sólo se ha transformado debido a múltiples factores, entre ellos el avance tecnológico. El cyberbullying o ciberacoso, por ejemplo, es una nueva forma de maltrato que consiste en enviar mensajes amenazantes o desagradables, robar contraseñas, suplantar identidades y publicar fotos o escritos ofensivos en las redes sociales de la víctima, entre otras cosas. Este tipo de acoso es ilimitado porque traspasa las paredes del colegio. Por otra parte, en la escuela la violencia se ejerce en las aulas, los pasillos y los baños; la mayoría de las veces sucede lejos de la mirada de los adultos. Para muchos, la escuela deja de ser un espacio para el desarrollo, la socialización, la creatividad y el aprendizaje y se convierte en el escenario donde se fomenta y se da rienda suelta al maltrato sin consecuencias.

¿Por qué la violencia se da entre pares? El psicoanálisis piensa que los humanos somos seres en conflicto desde el inicio de la vida porque lidiamos con sentimientos amorosos y agresivos que coexisten en la mente de todo individuo desde el nacimiento. Por ejemplo, el bebé ama a su madre, se siente protegido, alimentado y cuidado por ella; al mismo tiempo, puede sentir hostilidad y celos debido a que tal vez mamá tendrá otro bebé. Melanie Klein observa que en niños muy pequeños se da una lucha entre esta parte primitiva o agresiva y la parte aculturada de la personalidad (que permite la convivencia social).

El bullying puede surgir con mayor fuerza durante la pubertad y la adolescencia debido a que es una etapa complicada que implica duelos y renuncias abruptas que provocan ansiedades muy intensas. A la par, ocurren cambios físicos, emocionales y cognitivos que modifican el tipo de relación que el adolescente tenía con sus padres, sus amigos y el mundo en general durante la infancia. El camino hacia la búsqueda de una identidad adulta puede resultar largo y doloroso, se desprecia todo lo que evoca al pasado mundo infantil y en ocasiones se requiere adoptar un rol para posicionarse dentro de la jerarquía del grupo adolescente. Beatriz Janin menciona que los sujetos que ejercen bullying prefieren ser etiquetados de “malos” antes que mostrarse débiles o necesitados. Desmentir el dolor y funcionar como “todopoderosos” es preferible a sentir indefensión y angustia.  Por esa razón, es común que el acosador elija a su víctima de acuerdo con ciertas características que le recuerden a aspectos que odia de sí mismo: ser infantil, débil, tímido, deprimido o simplemente diferente. La finalidad es deshacerse de esos aspectos odiados al depositarlos en el otro.

Silvia Bleichmar argumenta que un factor importante que fomenta el maltrato hacia los demás es la dificultad de los padres y maestros para poner límites. Los adultos en la actualidad temen ejercer las funciones de autoridad necesarias para que el niño sea responsable y adquiera un mejor dominio del mundo. Ideas como “ser el mejor amigo de tu hijo” dejan a los niños desamparados con adultos que se perciben como débiles, pues carecen de una figura que los eduque, contenga y proteja.

La solución no se reduce únicamente a que los padres y la escuela pongan límites a los niños y adolescentes. Lo más importante es propiciar la construcción de “límites internos” que contengan y protejan a los individuos de su predisposición a actuar debido a sus impulsos agresivos. Es indispensable que padres y maestros promuevan, en la mente de cada persona, la formación de una ética que prohíba ejercer la violencia contra otro ser humano y que fomente el respeto por lo diverso, la dignidad y el cuidado de los otros.

 

Referencias

  • Bleichmar, S. (2010). Violencia social – violencia escolar. Buenos Aires: Noveduc.
  • Freud, S. (1975). Tres ensayos de una teoría sexual. Obras completas, Tomo 7. Buenos Aires: Amorrortu. (año de publicación original, 1901-1905).
  • Janin, B. (2014). El sufrimiento psíquico de los niñ Buenos Aires: Noveduc.
  • Klein, M. (1994). Tendencias criminales en niños normales. Obras Completas, tomo 7. México: Paidós (año de publicación original, 1927).
  • London, C. y Santos B. D. (2012). Bullying. Controversias en Psicoanálisis de Niños y Adolescentes. No. 10, pp. 1-5. Recuperado de http://www.controversiasonline.org.ar/images/stories/Controversias/n10_esp/trabajo%20-%20BULLYING.pdf

 

Conoce más del Curso El bullying desde la perspectiva psicoanalítica, que iniciará en febrero 2019.