Modifiquemos nuestros planes para festejar

Por Gabriela Ruiz

La proximidad de las fiestas decembrinas después de un confinamiento tan prolongado por la COVID-19 suscita enormes deseos de reunirnos con nuestros seres queridos. Sin embargo, los medios de divulgación advierten que el índice de propagación del virus es más alto en los eventos que congregan a la gente en espacios cerrados, donde la ventilación es escasa y predomina la costumbre de saludar con un apretón de manos, un abrazo o un beso, así como la de prescindir del cubrebocas y descuidar la sana distancia.

                Es debido a este riesgo que debemos cambiar nuestros planes para celebrar. Se recomienda no realizar fiestas con invitados y, en su lugar, planear un encuentro en línea con familiares y amigos. Estamos retornando a la fase roja en el semáforo epidemiológico en varias zonas del país, con más de cien mil muertes, y mientras no exista el acceso a una vacuna, es preciso conservar la paciencia y continuar con las medidas de higiene. Cada día estamos más cerca de la solución para prevenir los contagios, pero es vital que los protocolos de seguridad persistan, pues más vale soportar el dolor del aislamiento hoy para poder reencontrarnos mañana. Las reuniones de carácter social pueden aplazarse y las distancias acortarse con videollamadas y, si bien no es lo mismo que una fiesta como las acostumbradas, las carencias actuales tienen remedio; la muerte no lo tiene. Ahora más que nunca, evitemos las reuniones.

 

Referencias

Hernández, E. (2020, noviembre 20). CDMX mantiene semáforo naranja con alerta ante 100 mil muertes por Covid-19 en México. El Universal. Recuperado de https://www.eluniversal.com.mx/

Navarrete, S. (2020, noviembre 17). ¿La CDMX tiene una regulación de las fiestas en medio de la pandemia? Expansión. Recuperado de https://politica.expansion.mx/

Oster, E. (2020, noviembre 19). How to Deal With People Who Ignore Covid Safety. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/