La elección de pareja. Parte uno.

Por Marcela Villarreal Loor

El tema de la pareja cobra importancia cuando esta acude a pedir ayuda por algún problema o desavenencia en la relación. De ahí que surjan preguntas como ¿qué nos lleva a formar una pareja?, ¿por qué escogemos esa y no otra?, ¿por qué tenemos parejas que nos dejan atrapados en patrones que nos hacen infelices con nuestras relaciones más cercanas y cuántos de ellos son la repetición de conflictos tempranos de nuestra vida? Estas preguntas son complejas y no pueden responderse desde una sola teoría.

 

Jill y David Scharff (2015) señalan que existen aspectos conscientes e inconscientes cuando se elige una pareja. Los primeros actúan cuando la elección está basada en aspectos en común, por ejemplo, en ideales familiares, sociales, culturales, sexuales. Los psicológicos o inconscientes son más difíciles de describir que las variables sociales que están apoyadas en el atractivo físico, el contacto social que facilita la interacción y la similitud en raza, religión, clase social, lugar de residencia, edad, nivel educativo, por mencionar algunos. La mayoría de las personas piensan que eligieron a su pareja de manera libre y racional. Sin embargo, los autores que han investigado el tema enfatizan que la elección nunca es accidental, ya que influyen y juegan un rol determinante los motivos inconscientes e irracionales.

 

Lemaire (1979) presenta una mirada desde el psicoanálisis y la comprensión sistémica. Para explicar la elección de pareja, este autor retoma la teoría de Freud y la teoría de las relaciones objetales. Principalmente, revisa el marco psicoanalítico y rescata algunos conceptos importantes del marco sistémico que ayudan a comprender las dificultades de pareja y señala algunos puntos relacionados con los factores sociales. Además, hace hincapié en la diferencia entre encontrar una pareja y elegirla, pues a veces el problema de la pareja no es elegirse, sino encontrarse en el que la sociedad juega un papel de ayuda.

 

A partir de la mirada psicoanalítica (Lemaire, 1979) la elección de pareja se puede estudiar desde diversos ángulos: desde la relación de la persona con otra persona (problema del sujeto con su objeto); desde la interacción de la díada (la relación que se establece entre dos personas) o desde la relación de pareja y su interacción con aspectos socio culturales, incluyendo el grupo familiar.

Referencias

Lemaire, J. (1979). La pareja humana: su vida, su muerte, su estructura. Fondo de Cultura Económica.

Scharff D. y Scharff, J. (1991). Relaciones de parejas según las relaciones objetales. Editores de Textos Mexicanos.

Conoce más del Curso «Relaciones de pareja. Convivencia, separación, divorcio»