El maestro habla sobre su actualización para la educación a distancia

Por Miguel Eduardo Torres Contreras

Como ya es sabido, la pandemia y el confinamiento trastocó nuestra vida en todos los ámbitos. Quienes hemos querido y podido llevar a cabo el confinamiento, llevamos siete meses en tal situación. Conforme pasa el tiempo, hemos tenido que pensar en alternativas para continuar con nuestro trabajo: la atención clínica y la educación. En el ámbito educativo los impactos de la pandemia también han sido múltiples y de diversa índole. Basta con señalar que, hasta la fecha, la población que está involucrada en la educación (alumnos, maestros, administrativos) y sigue en confinamiento es de alrededor de cuarenta millones de personas en México.

Los cambios, dificultades y oportunidades en el terreno educativo los podemos pensar desde diversas perspectivas: las dificultades de los padres de familia que deben estar acompañando el proceso educativo de sus hijos desde su hogar, el avance que las diversas instituciones educativas tenían en la educación a distancia antes de la pandemia, los cambios en los procesos de enseñanza aprendizaje, la capacitación y actualización de los docentes, la baja de matrícula especialmente en escuelas privadas, etc. Nos enfocaremos en la reflexión sobre la actualización docente para llevar a cabo el proceso enseñanza aprendizaje a distancia. No obstante, es importante considerar el contexto institucional donde el docente lleva a cabo su labor. En este sentido hay instituciones educativas en las que la educación a distancia era ya una realidad cotidiana. Otras estaban en un proceso de migración a diversas modalidades de educación no presencial. Finalmente, existían los centros educativos que eran totalmente presenciales y el cambio a la modalidad a distancia fue un viraje abrupto, intempestivo, que requirió de todos los actores (alumnos, docentes y administrativos) un gran esfuerzo personal y comunitario.

En lo que atañe a la actualización de los docentes para la educación a distancia, es un asunto que tiene su propia complejidad debido a la diversidad de factores que inciden en esto. Hay maestros que son lo que se conoce como migrantes digitales, es decir, docentes que no nacieron con “un celular bajo el brazo” y que han tenido que ir conociendo y asumiendo toda la revolución tecnológica de los últimos años: internet, aplicaciones, plataformas, etc. Los hay quienes son nativos digitales, es decir, que el uso de celulares inteligentes, internet, aplicaciones y plataformas de diverso tipo es algo que conocen “desde siempre” y no les genera mayor dificultad el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs). Sin embargo, el asunto no es tan sencillo, pues no se trata de que un docente solo realice una videoconferencia para impartir su clase, sino de toda una serie de conocimientos, estrategias y habilidades sobre el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a los procesos educativos. De hecho, se ha creado un nuevo término que hoy está en boga: Tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizajes digitales (TICCAD). Junto con este hay otros conceptos que son ya cotidianos en la práctica educativa a distancia, por ejemplo: ecosistemas educativos virtuales, habilidades digitales docentes, educación digital (virtual o en línea), clase/comunicación síncrona, clase/comunicación asíncrona, netiqueta, buscador, navegador, extensión de una dirección, curación de contenidos, plataforma educativa, diseño instruccional, etc.

Todo este cambio en tan poco tiempo, en especial para quienes son migrantes digitales y que trabajan en instituciones educativas que eran totalmente presenciales, ha significado un gran esfuerzo, momentos de ansiedad, de incertidumbre, de frustración y también de satisfacción y de crecimiento personal y docente. Tal vez haya sido menos difícil para los docentes nativos digitales; sin embargo, hay otros aspectos que han estado presentes desde el inicio de la pandemia y que siguen vigentes, independientemente de las habilidades digitales que cada uno posea, por ejemplo: el cuidado y atención de los hijos, el continuar con el trabajo en ámbitos distintos al educativo, ya que muchos maestros se dedican no solo a la docencia y deben incorporar, además, el cuidado de la propia salud si se es población con algún riesgo y la comunicación con familiares en riesgo, por mencionar un par de factores.

Ya en el terreno propio de la actualización docente, hemos aprendido a usar diversas plataformas como Zoom, Teams, Moodle, BlueJeans, GoToMeeting, Google Meet y otros, que en general tienen el mismo esquema de funcionamiento. Junto con ello hay que considerar el manejo adecuado de los diversos recursos que tiene cada plataforma, tales como el chat, los foros, la videoconferencia misma, el compartir pantalla, la formación de grupos, las evaluaciones en línea, etc. Aunado a la actualización en las TICCAD, hay que considerar los retos propios de la educación a distancia: la atención de los alumnos, quienes a veces están usando su celular y se exponen a muchos distractores digitales, a las fallas de internet e incluso a copiar durante las evaluaciones.

El cambio a la modalidad de educación a distancia ha demandado de nosotros los docentes echar mano de nuestros mejores recursos pedagógicos y psíquicos para dar respuesta a esta nueva situación. En este sentido, el apoyo institucional de ELEIA, de colegas docentes y de los mismos alumnos ha sido muy importante para continuar ofreciendo una formación de calidad, con gran sentido humano y ético.

Referencias

De Urquijo, M. C. (coord.), Tapia, G., y Arechiga, J. U. (2016). Modelo Pedagógico para Modalidades Alternativas en la Universidad La Salle. México: Parmenia.

Secretaría de Educación Pública. (2019). Agenda Digital Educativa. Recuperado de https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/2/2020-02-05-1/assets/documentos/Agenda_Digital_Educacion.pdf

Barrón Tirado, C. (2020). Propuesta de un modelo híbrido para la UNAM. México: CUAED-UNAM.

DGTIC-UNAM. (2014). Matriz de habilidades digitales. Recuperado de http://www.educatic.unam.mx

Gobierno de España: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte-INTEF. (2017). Marco Común de Competencia Digital Docente. Recuperado de: http://aprende.intef.es/sites/default/files/2018-05/2017_1020_Marco-Com%C3%BAn-de-Competencia-Digital-Docente.pdf