Archivos mensuales: abril 2016

foto_blog_libro_jornadas_2016

El mejor momento de las Jornadas: Su libro

Dra. Yolanda del Valle

Sentados en el estudio frente al librero, un grupo de colegas platicábamos animadamente cuando se nos ocurrió preguntarnos cómo se relacionaba cada uno con sus libros: yo apenas y anoto mi nombre en la primera página y de vez en cuando subrayo muy suavemente con lápiz; yo nunca los subrayo ni escribo en ellos, me parece deleznable, amo tanto a mis libros que hacerlo me parece un atropello; yo hago con mis libros lo que quiero: tomo notas con lápiz, subrayo con plumón amarillo, destaco lo central con tinta roja y escribo al margen lo que pienso… Uno de ellos nos confesó que cuidaba hasta lo indecible las ediciones especiales a las que colocaba sobre un atril en lo que las hojeaba para evitar que las pastas, las páginas o el lomo pudieran deformarse.

De una manera o de otra, nos quedaba claro que el libro es siempre un objeto cargado de significados. Regularmente nos interesa conocer qué dice, emprender un viaje a través del mismo, abrirnos a su comunicación, permitirnos sentir lo que transmite, analizarlo, contrastar lo que expone con lo que hemos leído anteriormente. De la misma manera, al revisar el escrito vamos interiorizando las ideas que leemos y éstas van pasando por un descodificador de sus múltiples significados y por una especie de censura, efecto de nuestro juicio crítico. La lectura nos permite añadir un nuevo conocimiento, o bien recordar lo que ya habíamos leído pero que deseamos pensar de nueva cuenta; sin dejar de mencionar que algunas veces el libro no nos despierta ningún interés y terminamos tirándolo al basurero.

 

Uno es el libro, otro es la  escritura como actividad que lo origina y lo habita, y otro más es la lectura, actividad creativa que corre por cuenta del lector. Esa lectura puede estar profundamente investida y valorada, vivida como fuente de placer y como un medio sumamente atractivo tanto para profundizar el conocimiento como para el enaltecimiento de la propia persona. Ahora bien, la lectura forma parte de una práctica constante a la que nos obliga el oficio del psicoanálisis: teoría y clínica, inseparables como lo son en nuestra ciencia, cuentan con que la lectura es canal obligado para enterarnos de la teoría y servirnos de ella en la clínica.

En la Jornadas 2015, Conflictos, pérdidas y angustias depresivas en los vínculos intersubjetivos, se desarrolló un rico trabajo intelectual que buscaba transmitir aquel conocimiento indescriptible que se obtiene en el consultorio y que debe pasar por un trabajo de reflexión y organización hasta su elaboración a través de la escritura. Los escritos que escuchamos de viva voz en el evento, transmitieron experiencias vividas en la privacidad del consultorio, así como ponencias de corte conceptual cuyo origen era el mismo. Contamos ahora con la publicación de todo aquel trabajo en un voluminoso libro sumamente cuidado. Es cierto que la primera publicación de los diferentes trabajos fue oral, ya que conocimos aquello desde la escucha; ahora corresponde disfrutar de cada una de las exposiciones desde la íntima relación personal con su contenido a partir de la lectura.

Bienvenido el libro que nos permite establecer un diálogo a solas con quien ha vivido un oficio compartido y buscó transmitir lo vivido y pensado poniéndolo por escrito. De esa manera nos brindó la oportunidad de pasar a un nivel más allá y apostarnos en el territorio de la reflexión y el pensamiento. En ese momento el significado del libro se transforma, lo mismo que nuestra relación con él.

Los invito a leerlo. Su tema nos incumbe a todos y la oportunidad de establecer una relación solitaria con el papel en su blanco y negro, lugar de aparición de las ideas o de los aspectos significativos de las observaciones, nos brinda una real posibilidad de apropiarnos de lo que en otro momento escuchamos pero que ahora podemos enfrentarnos a él marchando a nuestro ritmo, retrocediendo las páginas cuando deseamos retomar el hilo de las ideas, dándonos el tiempo de tomar nota de aquello que nos resulta significativo y sacando el libro de nuestro librero cada vez que deseemos consultarlo.

Ese momento específico de pensar el material que se desarrolló alrededor de las Jornadas, es el más valioso de la experiencia en su conjunto. Su edición captura todo el esfuerzo, recapitula lo más valioso y lo vuelve perdurable. Todo esto colocado en la dimensión del trabajo intelectual, de la razón, del pensamiento, que son alimento y material imprescindible en nuestro trabajo de escucha y de atención flotante.

 

Acude a Centro Eleia para obtener el libro. Llama al 56612177 para mayores informes.

ARTICULO

Uno de los estudios más completos de la obra de Melanie Klein

Por Jaime del Palacio

Jean-Michel Petot, Melanie Klein. Primeros descubrimientos y primer sistema 1919-1932 (Volumen 1); Melanie Klein. El yo y el objeto bueno 1932-1960 (Volumen 2), México, Paidós, 2016.

Con una rigurosa formación en filosofía, psicología y psicoanálisis, Jean-Michel Petot, profesor emérito de la Universidad de Paris-Nanterre, explica una a una las ideas kleinianas desde su nacimiento y a lo largo de todo su desarrollo. Gracias a esta tarea podemos entender los hallazgos de la creadora del psicoanálisis de niños y poner en evidencia la lucidez con la que se anticipó a su tiempo.

En el volumen primero, J.-M. Petot se ocupa del período en el que Melanie Klein solo aplica las enseñanzas de sus maestros -Freud, Abraham, Ferenczi, Jones- para luego abordar el Primer Sistema, es decir, las consecuencias teóricas y clínicas que dejó la creación de la técnica del juego.

El segundo volumen aborda el florecimiento y la evolución de las ideas propiamente kleinianas: la teoría de las posiciones esquizoparanoide y depresiva, que supone un entramado que ilumina la relación entre objetos, mecanismos de defensa, características del yo, del sí-mismo, y que a su vez condiciona las modalidades de relación del sujeto consigo mismo y con el mundo; el papel fundamental del yo y su relación con los objetos desde el inicio de la vida; la importancia de la fantasía inconsciente; el valor de la escisión, el de la angustia en el desarrollo; la identificación proyectiva; la matriz envidia primaria/gratitud.

La dimensión teórica y clínica de los conceptos descubiertos o elaborados por Melanie Klein hace indispensable el estudio de su obra para quien se esfuerce por ser psicoanalista, o psicoterapeuta, a partir de cualquier corriente. Igualmente, el pensamiento kleiniano es de enorme valor en otras disciplinas. Ha favorecido una nueva y más rica aproximación a la creación artística; una comprensión distinta de los procesos de aprendizaje y, en el campo de la sociología y la ciencia política, ha producido valiosos análisis de los grandes problemas de nuestro tiempo.

La edición preparada por Margarita Moya y Jaime del Palacio, profesionales formados en Eleia, añade a esta obra elementos importantes que facilitan la tarea del investigador y del estudiante.

 

Asiste a la Jornada científica Melanie Klein. Un pensamiento vivo

El próximo 4 de junio en Centro Eleia, plantel sur

Más información e inscripciones aquí: http://www.centroeleia.edu.mx/jornada-cientifica-melanie-klein-pensamiento-vivo

foto_blog_nota_diplomado_adolescencia1

Diplomado “Sobre la adolescencia”

Por Dra. Bárbara Sánchez-Armass

Todas las personas tenemos un lazo especial con el período adolescente de nuestra vida. Lo podemos rememorar con cariño, nostalgia, cierta idealización, hostilidad o confusión, entre otras emociones. Sean cuales fueren los sentimientos que prevalezcan, las experiencias de esa etapa de la vida nunca pasan desapercibidas, Ya sea, en nuestros sentimientos o nuestro recuerdo.

La adolescencia constituye un momento crucial en la vida de todo individuo; cambia la cosmovisión del niño, se experimenta un cuerpo nuevo y sexuado, los padres dejan de ser héroes y producen desilusión en el adolescente o hasta pueden ser sentidos como intrusos, las palabras no alcanzan para llenar de sentido las emociones, la identidad está en pleno proceso de elaboración.

La comprensión psicoanalítica de la adolescencia es dinámica y compleja, pues adquiere significado desde distintos niveles. Por ejemplo, dentro de las fases del desarrollo puede ser considerada una transición entre lo infantil y lo adulto, también como un momento esencial para la construcción de la identidad.  Se la puede entender, simultáneamente, como un proceso de duelo, a la vez que una reactivación de la vida sexual infantil. Incluye una nueva forma de pensamiento y de relaciones sociales. Algunos autores la describen como un estado mental. Pensamos que puede contemplarse como todas estas situaciones a la vez. Estas ideas fueron desarrolladas en distintos momentos de la historia del psicoanálisis. Todas ellas nos dieron instrumentos para comprender mejor al adolescente, ya sea en su vida personal o familiar, cuando pasa gran parte de su vida en la escuela, con su grupo de amigos o tratando de encontrarse a sí mismo. También al que atendemos en un proceso terapéutico. Las distintas teorías que entienden esta problemática desde diferentes perspectivas  nos brindan una comprensión más compleja, tanto del adolescente normal como del que presenta alguna patología, así como de los adultos en quienes persisten problemáticas y/o estructuras adolescentes.

El  adolescente requiere de un tiempo para poder experimentar nuevas situaciones que se puedan elaborar poco a poco, adquiriendo una gama diferente de vivencias emocionales. No es una tarea fácil, pues los adolescentes necesitan realizar un trabajo psíquico que requiere tanto de sí mismo como de quienes lo rodean, tolerancia, apoyo, libertad, frustración, paciencia y confianza, entre otras cualidades. En algunos momentos, sienten que logran avances y en otros, que sufren retrocesos. Durante este trayecto se pueden presentar una serie de dificultades, algunas pasajeras y otras, que se vuelven permanentes, marcando desarrollo de diversas patologías.  Los adolescentes que tienen mayores dificultades para enfrentar los conflictos mentales suelen utilizar mecanismos que pueden obstaculizar el establecimiento de su identidad. Por ejemplo, la conducta desafiante de algunos adolescentes es transitoria y les permite ejercitar mejor ciertas experiencias nuevas en el tránsito hacia la vida adulta. Por eso, es importante conocer cómo funciona la mente del adolescente en pleno proceso de cambio. Muchas veces podemos observar una serie de conductas que parecen alarmantes, pero que en realidad no lo son, porque están reflejando una mente activa dentro de un proceso de elaboración. Cuando tenemos oportunidad de observar un adolescente tranquilo, responsable y obediente es cuando más deberíamos preocuparnos, pues la adolescencia está inmersa en un contexto de cambio, crisis, transformación y reconsideración del mundo tanto externo como interno, o sea dentro de su propia mente.

Sin embargo, debe haber un momento en el que el adolescente pueda reubicar su sistema familiar con mayor armonía, es decir, no ponerse por encima de los padres, pero tampoco prolongar su actitud infantil, no sentirse autosuficiente y, a la vez, saber que puede depender internamente de las figuras bondadosas de sus padres protectores; jerarquizar sus propios valores, al mismo tiempo que  reconocer y asimilar los de otros. Crecer no significa dejar atrás sino llevar dentro, tampoco tiene que ver con adquirir poder ni superioridad sobre los otros, sino saber establecer relaciones auténticas, íntimas y en las que prevalezca el intercambio emocional.

En el Centro Eleia hemos creado un diplomado con la finalidad de estudiar y dialogar sobre estos temas, con base en distintas corrientes de pensamiento psicológico y psicoanalítico, clásico y contemporáneo. Brindaremos muchos ejemplos clínicos que provienen de nuestra experiencia clínica, haremos vínculos cercanos entre dichos comentarios y las diversas teorías que tratan de explicar los fenómenos observables en el proceso adolescente, así como los conceptos técnicos con los que trabajábamos en el consultorio.

Nuestro abordaje incluye la mente del adolescente y el significado de sus relaciones con su familia, amigos, maestros y consigo mismo. Queremos llevar la experiencia clínica a los diversos ámbitos en los que vive y se desarrolla el adolescente.

Este diplomado está dirigido a psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas, terapeutas de otras corrientes, médicos, maestros de jóvenes en edad adolescente, sociólogos, líderes de grupos juveniles, padres de familia y todas aquellas personas interesadas en comprender con la mayor profundidad posible el proceso de la adolescencia.

 

Conoce más del diplomado aquí: http://www.centroeleia.edu.mx/diplomado-sobre-la-adolescencia

foto_blog_nota_diplomado_tecnicas

Diplomado “Técnicas de psicoterapia”

Por Dra. Muriel Wolowelski

Los seres humanos han padecido siempre enfermedades y dolencias que sufren en el cuerpo así como también otras que se producen en la mente. Tanto la comprensión sobre los orígenes y mecanismos de dichos padecimientos como también sus formas de curación fueron cambiando a lo largo del tiempo.

En cada época surgieron como respuesta clasificaciones de distintas enfermedades para las patologías orgánicas y también diferentes formas de comprensión y de intervención terapéutica en los problemas mentales.

En el ámbito de la Psicoterapia, tema que nos ocupa en el presente diplomado, existen distintas y numerosas escuelas con diversos fundamentos. La pregunta sobre la mejor forma de terapia debe ser pensada y decidida de manera individual, vale decir, qué terapia elegir y para quién en qué circunstancias de su vida. No existe  un modelo ideal que ofrezca soluciones a la gran variedad de patologías que existen en este momento en las enfermedades y conflictos mentales y emocionales. Nos encontramos con una amplia gama de psicoterapias que responden a las necesidades de cada personalidad o forma de ser del individuo. Por eso es recomendable conocer de la manera más profunda posible el arsenal terapéutico existente en este momento para entender las diferencias y similitudes y poder discriminar qué terapia conviene elegir, para qué persona y en qué situación.

Los psicoterapeutas actuales requieren un entrenamiento amplio en las diversas escuelas de psicoterapia para poder ayudar a quienes los consultan. No todos los pacientes son iguales: algunos necesitan terapias de apoyo para sobrellevar situaciones de crisis pasajeras; hay quienes desean un tratamiento breve buscando resultados puntuales a sus dificultades; otros quieren conseguir cambios más profundos que implican un esfuerzo de tiempo y dedicación con profesionistas entrenados para una psicoterapia psicoanalítica o un psicoanálisis. A veces las crisis matrimoniales o familiares pueden ser tratadas con métodos específicos a tales situaciones. En fin, son tantas las variedades que el terapeuta actual debe mantenerse informado de la mayor cantidad de posibilidades terapéuticas para poder orientar y atender mejor a quienes lo consultan.

Muchos pacientes pueden beneficiarse, independientemente del enfoque terapéutico empleado, dado que el primer paso importante consiste en reconocer que uno tiene un problema que no puede resolver solo y buscar una  ayuda profesional. El psicoterapeuta bien entrenado, con una amplia idea de complejidad será el que mejor puede orientar a quien consulta. Un importante elemento en la elección es el sentimiento de comprensión y empatía que experimenta la persona que consulta. Un terapeuta sensible podrá responder al paciente si tiene un conocimiento amplio de la gama de instrumentos  de que dispone.

Quiénes pueden beneficiarse al cursar este diplomado:

El diplomado de técnicas de psicoterapia está especialmente diseñado para ampliar los conocimientos de psiquiatras, psicoterapeutas clínicos, psicólogos laborales, comunitarios, sociales, médicos, gerentes de recursos humanos, diferentes profesionales que están relacionados con la comprensión de la conducta humana, su bienestar y  las perturbaciones que pueden producirse, especialistas en salud mental así como trabajadores sociales, educadores, enfermeros, maestros y profesores en contacto con alumnos en cualquier época de la vida, literatos, artistas, personas que por diversos motivos quieren entender el sufrimiento mental del ser humano, también aquéllos que intentan aliviar el dolor mental de familiares, amigos o personas cercanas, incluso quienes se interesen por conocer cuál sería la terapia más adecuada para aliviar el propio sufrimiento.

Pongamos el siguiente ejemplo: un empleado de nivel gerencial con un excelente desempeño laboral puede sufrir un impacto emocional debido a la pérdida de un familiar cercano o padecer inesperadamente algún desequilibrio psíquico debido a una situación de angustia. Sin lugar a dudas estas situaciones van a impactar en el rendimiento y sus capacidades se verán disminuidas, lo cual podría derivar en el despido y en la pérdida de un integrante valioso para la compañía. El encargado de personal enfrentará estas dificultades con éxito si conoce las señales que le permitan detectar a tiempo el problema así como la existencia de opciones terapéuticas para la derivación adecuada y tratamiento de la persona necesitada. En ocasiones es menos costoso, incluso, invertir en la ayuda inmediata del personal eficiente que el gasto que representa el reemplazo y contratación de nuevo personal.

Otro ejemplo es el de docentes responsables que son testigos diariamente de los conflictos que presentan sus alumnos, a veces de manera reiterada. ¿Qué hacer con el niño que sufre un deterioro emocional debido al divorcio  de sus padres? ¿Cómo ayudar al jovencito que sufre bulling por parte de sus pares? O ¿Cómo enfrentar a la adolescente enamorada del maestro o los pleitos hostiles entre los compañeros?

Este diplomado puede ayudar mucho en la comprensión de esta clase de conflictos. Además ofrece una grata oportunidad de aprender, en un clima armonioso y respetuoso de estudio, los principios generales que diferencian la psicoterapia de otro tipo de ayuda y las diferentes opciones de abordaje.

Conoce los detalles del Diplomado “Técnicas de Psicoterapia”: http://www.centroeleia.edu.mx/diplomado-tecnicas-de-psicoterapia