Jornadas Clínicas Eleia: 2005-2019. Una mirada entre bambalinas


Consejo de Redacción Eleia

La palabra bambalina se refiere a la parte trasera del escenario, y entre la bambalina y el telón transcurre la obra de teatro, ballet, ópera y todo tipo de presentación. “Entre bambalinas” hay muchas personas que el público no ve: iluminadores, arquitectos, músicos, director, uno o varios escenógrafos y coreógrafos, todos los que hacen que el espectáculo funcione. Cuando al final de una película aparecen los créditos, la lista es larguísima y es habitual repetir el chiste que dice: “si usted hubiese salido para su casa cuando la lista de créditos comenzó, ya estaría ahí”. Elegimos el subtítulo de la nota porque deseamos contar qué ocurre entre bambalinas cuando Eleia hace una Jornada.

Públicamente una Jornada Eleia, que se realiza cada dos años y luego se edita en un libro, tiene varias misiones. En primer lugar, se presenta un tema principal, en torno al cual se realizan conferencias, mesas clínicas, con presentación de material clínico de pacientes y comentarios sobre ellos, y conferencias parciales sobre puntos relacionados con el tema principal. Desde el 2005 es un orgullo para Eleia haber realizado siete jornadas y editado siete buenos libros. La siguiente será en junio del 2019 y el tema será “Identidad e identificación, vértices psicoanalíticos, sociales, culturales y neurobiológicos”.

Ahora, vayamos entre bambalinas. Primero, todo comienza con la elección del tema. Tiene que ser uno que surja de las tareas clínicas que realizamos en Eleia. Suelen ser aquellos que despiertan más interés o dificultad durante la atención a pacientes de la Clínica Comunitaria de la escuela, los que en la docencia plantean más problemas de enseñanza y sobre los cuales buscamos la bibliografía más reciente. Con esto tratamos de resolver un tema en la clínica y la docencia. Simultáneamente revisamos mucha bibliografía nueva para evitar que Eleia enseñe siempre las mismas ideas, “pan con lo mismo”, como se dice. El tema se propone a los que dirigimos Eleia y a las maestras y maestros con más experiencia en docencia y atención de pacientes. Uno de los sentidos principales de una Jornada es actualizar y evitar la “oxidación”, quedarse con ideas aprendidas una vez y seguirlas repitiendo, aunque pase el tiempo.

Una vez aceptado el tema de la Jornada, viene la designación del Comité Científico que las prepara y dirige. Una Comisión de Jornada se integra de maestras y maestros de Eleia, algunos con más años de trabajo y experiencia, y otros más jóvenes, en proceso de crecimiento psicoanalítico e intelectual. También se invita a especialistas de otros centros científicos. Esta Comisión se reúne semanalmente a partir de un año antes de la Jornada y sigue varios pasos: el primero es buscar libros, artículos o conferencias destacados y novedosos que contribuyan a la actualización de conocimientos. La selección incluye obras en español, inglés y francés.  Se incluyen autores no sólo de diferentes países, sino de distintos modos de pensar el psicoanálisis y la clínica.

Este primer paso es el de actualización. Por cada Jornada se compran entre 30 y 50 libros y se imprimen unos 100 trabajos científicos. Hacer esa búsqueda incluye muchas horas de trabajo de los miembros de la Comisión organizadora y trabajo secretarial, además de un gasto considerable. Las obras se incorporan a la biblioteca de Eleia y se presentan también en redes sociales y la página web. La bibliografía seleccionada conviene que tenga trabajos de revisión, de análisis crítico, de comparación y confrontación o diálogo de ideas.

A lo largo del año, los miembros de una Comisión de Jornada trabajan cientos de horas en búsqueda de bibliografía, para obtener el material clínico de pacientes a presentar y revisar las propuestas de quienes deseen leer sobre un paciente en la Jornada. Supongamos, se proponen treinta pacientes, de los cuales sólo nueve se definen como adecuados.

Luego vienen dos tareas: organizar mesas clínicas, invitando a colegas para comentar y dirigir las mesas, y proponer conferencias simultáneas. La Comisión lee todo y revisa con unos treinta colegas los materiales que se presentan, los comentaristas, los que darán conferencias plenarias o parciales, y los que coordinarán una mesa.

Durante la realización de la Jornada se organiza la logística del evento. En las primeras venían unas ciento cincuenta personas, pero actualmente acuden unas quinientas. Muchas personas del equipo secretarial y científico de Eleia participan en estos logros, desde quienes organizan el espacio físico hasta los que  graban lo que se expone, difunden el evento, ilustran la publicidad, la distribuyen y garantizan el funcionamiento y todos los aspectos prácticos de las reuniones. Tras bambalinas, por cada Jornada hay horas y horas de trabajo científico, promocional, organizacional y práctico de muchas personas de Eleia. No se contrata ningún equipo organizador externo o de difusión, salvo (un poco) en la parte de filmación y grabación. Toda la Jornada se graba, se transcribe y se corrige para que después se planee su impresión, se realicen muchas revisiones de manuscritos y finalmente se edite el libro.

La filosofía de Eleia es no cobrar a los concurrentes su asistencia a las Jornadas, sino que Eleia se encargue de todos los gastos y sea un foro abierto de actualización, estudio y creatividad. Cada libro de la Jornada se imprime por Eleia, se regala a todos los alumnos y maestros, y una parte se vende. El lector, ya sea estudiante, graduado o curioso, puede encontrar en el libro de una Jornada una actualización sobre un tema y una gran cantidad de material clínico, de la intimidad de sesiones, palabra por palabra. No es frecuente que los analistas cuenten cada sesión que realizan, pues lo dificultan el narcisismo y el miedo.

¿A qué viene este recuento? Su finalidad es que se conozca el esfuerzo de organización que realiza Eleia, que se vea cómo se progresó para inventar y realizar todos los detalles científicos, organizativos y prácticos. Cuando uno ve una obra en el escenario, no siempre piensa en la cantidad de trabajo que hay detrás. Si uno ve bailar a Eleanor Powell y Fred Astaire, quizás los dos bailarines más importantes de la historia del tap o claqué, no sabe que debían inventar la coreografía y ensayar horas y horas, en un estudio cerrado, sin ventilación ni aire acondicionado, para que sus pasos parecieran naturales o espontáneos.

Lo que comentamos es similar al trabajo psicoanalítico en la sesión. Detrás de lo que pasa, de lo que se interpreta, hay una enorme cantidad de trabajo dedicada al estudio, formación, terapia y supervisión, así como horas y horas de preparación. Las Jornadas se preparan de manera democrática, a partir del nivel científico de los que participan; no hay “grillas” de poder o de exhibición o deseos de “robar cámara”. Impera la disciplina modesta de trabajo en libertad. Sigue el patrón de toda la escuela y es un ejemplo de por qué se formó como institución y de lo que la diferencia de otras organizaciones, lo que Bion llamaba “Grupo de Trabajo” frente al “Grupo de Supuestos Básicos” regulados por el narcisismo, la omnipotencia y las perturbaciones. Eleia no es cien por ciento saludable, por supuesto, pero es cercana y aspira lograr ese ideal, siempre difícil de alcanzar.

A continuación, se presenta una síntesis de títulos y del Comité organizador de las Jornadas pasadas.

AÑO COMITÉ ORGANIZADOR LIBRO
2005 Norberto Bleichmar
Celia Leiberman
Elena Ortiz
Ana María Wiener
Contribuciones de Carlos Moguillansky
Diálogos clínicos en psicoanálisis
2007 Norberto Bleichmar
Celia Leiberman
Carolina Martínez
Marta Puig
Clínica psicoanalítica: inconsciente y transferencia
2011 Norberto Bleichmar
Celia Leiberman
Gabriel Espíndola
Elena Ortiz
Alma Toledo
Lo psíquico: fantasía, fantasma y realidad
2013 Norberto Bleichmar
Celia Leiberman
Catherine Goetschy
Carolina Martínez
Conrado Zuliani
Psicosomática actual: teorías y enfoques clínicos
2015 Yolanda del Valle
Carmen Islas
Bárbara Sánchez Armass
Alba Pérez-Ruiz
Conflictos, pérdidas y angustias depresivas en los vínculos intersubjetivos
2017 Ana María Wiener
Jorge Salazar
Marta Puig
Patricia Bolaños
La sexualidad